Ciudad de México

Historia, arte, cultura, tradición y deliciosa comida, todo lo encuentras reunido en la capital del país, que está lista para recibirte cualquier día del año.

La Ciudad de México es el centro político, cultural y social del país. Este “Ombligo de la Luna” concentra la mayor cantidad de manifestaciones artísticas, ya sean nacionales o extranjeras, y sus opciones de turismo son prácticamente inagotables.

 

Cultura y tradiciones

“La Ciudad”, “el DF” (término que tendremos que dejar de utilizar muy pronto), o simplemente “México”, hay muchas maneras de nombrar a la capital de nuestro país. En sus calles, restaurantes y teatros se mezcla un caleidoscopio de culturas milenarias y modernas, donde el náhuatl, el tzotzil, el maya y el inglés se entrelazan con un español que aquí y allá canta con acentos de todas partes, dándole un sabor único a la vida que transcurre rápida, pero muy rica.

Cada una de sus 16 delegaciones y su infinidad de barrios tiene vida propia y un estilo particular que suman a esa riqueza que podrás encontrar en sus esquinas, en sus mercados, en sus chinampas y sus parques… sus barrios más tradicionales conservan tesoros únicos en forma de edificios, personas y sazones: Coyoacán con sus paredes coloniales, cantinas y kioskos; Garibaldi con el sabor tan mexicano del tequila y el mariachi; la vida bohemia de la Roma y la Condesa; la vista del Palacio de Bellas Artes, que puede quitarte el aliento; la emoción de viajar en una trajinera en Xochimilco; San Andrés Mixquic que cobra la mayor vida principalmente en Día de Muertos; La Merced y su fantástica vida comercial donde las “marchantas” pueden encontrar todo lo que necesiten y mucho más; las sombreadas tardes en el bosque de Chapultepec… no es necesario gastar para probar la vida capitalina, simplemente piérdete en las calles de la ciudad y recórrelas, te aseguramos que en todas partes encontrarás maravillas que no imaginabas.

Todo el arte

museo-soumaya-4199x2707

¿Te gustan los museos? ¿Sabías que la Ciudad de México alberga la mayor cantidad de museos EN TODO EL MUNDO? Hoy hay más de 140 recintos registrados por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), donde podrás echar un vistazo a la herencia cultural, artística, política y económica de México y el mundo; nombrarlos a todos en este artículo sería imposible, pero destacan opciones súper interesantes como el Museo de Arte Moderno, el Museo Nacional de Antropología e Historia, el Museo Nacional de Historia Natural, el de San Ildefonso, el del Templo Mayor. Pintura, escultura, edificios, artículos históricos… si quieres aprender sobre un tema en particular, seguramente encontrarás un museo dedicado en parte o completamente a eso que deseas apreciar.

La oferta de espectáculos de la ciudad es infinita: allí no sólo se presentan todas las obras nacionales y los más grandes actores mexicanos de todos los tiempos se consagran en sus escenarios, sino que las giras mundiales de las más espectaculares producciones del planeta hacen parada obligada en sus teatros y foros: musicales, conciertos, circos, dramas, ballet, ópera, filarmónicas… no sólo te divertirás sin fin con estas puestas en escena, algunos de sus edificios por sí mismos son joyas arquitectónicas que no puedes dejar pasar: date la oportunidad de experimentar el enorme Teatro de los Insurgentes, el clásico Teatro de la Ciudad y la policromática obra del Polyforum Cultural Siqueiros, algunos de los muchos ejemplos de lo que somos capaces de crear los mexicanos.

 Explosión de sabores

arabuko_marketing_gastronómico_cocina_molecular_001insectos nutritivos512293617_920ebd92d9_bmexican-245240_960_720

¿Y qué viaje estaría completo sin la experiencia de conocer sabores nuevos? La combinación de culturas de la Ciudad de México ha creado una oferta gastronómica que en verdad no tiene par en ningún otro lugar del mundo, no sólo por su delicioso abanico que acaricia tus papilas gustati- vas, sino que todos los sentidos entran en juego: los aromas de las cocinas tradicionales y contemporáneas despertarán tu apetito y también esa parte de la memoria que guarda los recuerdos de la niñez, la vista por los hermosos colores de sus ingredientes, el oído y tacto con las diferentes texturas de sus preparaciones.

No sólo hay infinidad de restaurantes elegantes donde hasta la cocina experimental tiene cabida, en México las tradiciones culinarias son arraigadas: un puesto de tacos al pastor, un carrito donde podrás comer tamales oaxaqueños, la esquina donde encontrarás las famosas “guajolo- tas” (tortas de tamal que, a pesar de lo extraña que puede parecer su combinación, son deliciosas), los riquísimos pambazos, las ancestrales cocinas oaxaqueña y yucateca, el chicharrón bañado en chile de los tianguis, los tlacoyos de frijol, las quesadillas de chapulín y huitlacoche, las tostadas de pata, los tamales de escamoles… ningún ingrediente es demasiado exótico para entrar en el plato.

La Ciudad de México es así: rica, fresca, variada y sorprendente; el ombligo de nuestro país es un crisol donde las culturas del mundo confluyen, y te espera con los brazos abiertos para que lo visites en cualquier temporada del año.