Mujeres viajeras

A muchos nos gusta viajar acompañados para compartir la experiencia con alguien más; sin embargo, viajar solos es una oportunidad para conocernos, entender nuestras fortalezas y despejar nuestras ideas.

Ahora, hay que admitir aunque no nos guste que viajar solos es un una experiencia más común para los hombres, ya sea por pre-concepciones sociales (“las mujeres no pueden cuidarse solas”, etcétera), situaciones políticas o religiosas del mundo, o simplemente por el carácter de cada persona. Pero también es cierto que cada día más mujeres deciden dejar todo esto atrás y emprender la aventura de conocer por cuenta propia un lugar (y conocerse en el proceso). Si quieres que éste sea tu caso, te compartimos algunos consejos para que tu experiencia sea ¡increíble!

Diferentes culturas

Comienza por investigar sobre el lugar que visitarás, en ciertos países es mal visto que uses ropa descubierta, conoce sus costumbres para que lleves la ropa adecuada (otra excelente opción es comprar ropa allá, y así viajarás más ligera).

En algunos lugares las personas tienen un diferente concepto del espacio personal; si sientes que algo no está bien (si te incomodan las miradas, si alguien se te acerca demasiado o estás en una situación que podría volverse riesgosa), no dudes en alzar la voz, muchos locales estarán dispuestos a apoyarte.

Mantén el contacto

USA, New York State, Rockaway Beach, Woman using cell phone on beach

Seas hombre o mujer, es vital que alguien en casa tenga una idea general de dónde te encuentras. Deja a tus amigos o familiares un itinerario de tu viaje, y programa contactos recurrentes (digamos, un día de la semana); apégate a ellos, así tus seres queridos estarán al tanto de cómo vas, y podrán contactarte en caso necesario.

Objetos útiles

Siempre lleva contigo un teléfono celular con servicio de red (puedes contratar un plan internacional, o comprar un aparato en tu país de destino), cargador y una batería portátil; su GPS te servirá también como brújula (recomendado cuando tomes un taxi, para corroborar que siga la ruta).

Triste pero cierto: en algunas regiones respetarán más a una mujer casada; si sientes que éste es el caso, compra un anillo falso y úsalo en situaciones donde no deseas que las personas se te acerquen demasiado.

No es un objeto, pero nunca está de más contratar un seguro de viaje para usarlo en caso de imprevistos; pregunta a tu agente de viajes sobre el seguro más conveniente para ti.

Algo que tal vez no se te ocurrió: objetos de higiene íntima (en algunos países es difícil conseguirlos, y es mejor prevenir que lamentar no haberlos llevado).

Y nunca está de más ser precavida, lleva contigo algún objeto que te ayude en el raro caso de lo que necesites: un silbato, gas pimienta (que tendrás que poner en tu equipaje registrado, no en el de mano), un llavero de auto-defensa, te ayudarán escapar de una situación de peligro.

81b90m185mL._SL1500_

Atenta

Si escuchas música, no uses ambos audífonos a la vez para mantenerte alerta; si te pierdes, ¡no te delates! Puedes revisar tu mapa o teléfono, pero procura no hacerlo en medio de la calle, será un imán para los curiosos. Cuando viajes en tren o autobús: procura no hacerlo de noche, siéntate cerca del frente o de otras mujeres, y trata de no quedarte dormida durante tu viaje.

No pierdas de vista tu bolso o mochila, y llévalo contigo siempre. Y tal vez parezca un consejo innecesario, pero no pongas todo tu dinero o tus tarjetas en un solo lugar, mejor lleva algo contigo, otro tanto en la mochila y deja otra parte en tu hotel.

Lo más importante, ¡diviértete!

Silhouette of woman jumping high in the air at beach.

Todos debemos cuidarnos, incluso en casa, ¿verdad? Planea, platica con tus amigos y después, relájate; si decides embarcarte en la aventura de los viajes en solitario, regresarás con imágenes y nuevos amigos que no imaginabas al partir.