Campeche: Patrimonio Universal de México

Te invitamos a conocer un poco más acerca de un estado de nuestra bella República del que no escuchas mucho en las noticias, y ésa es la mejor noticia de todas ya que su vida es tranquila y sin complicaciones, ¡pero súper interesante!

Layout 1

Ubicado en el sureste de México, en la península de Yucatán y muy cerca a ciudades como Cancún y Mérida, Campeche es un estado al que puedes acceder fácilmente en avión (tanto Interjet como Aeroméxico tienen vuelos a su capital, San Francisco de Campeche, y a Ciudad del Carmen, con escala en Ciudad de México).

A pesar de su gran tamaño, el estado se compone solamente de 11 municipios, y si escucharas los nombres de varios de ellos te darías cuenta de la enorme influencia de los pobladores de origen maya que hoy todavía habitan muchos de ellos: Champotón, Hecelchakán, Hopelchén, Calakmul…

La fortificada Campeche

supervisión-de-la-Casa-de-los-gobernadores-41-1

¿Sabías que la capital San Francisco de Campeche es la única ciudad amurallada de México? Visitarla es transportarte al arquitectónicamente bello pasado virreinal que perdura hasta hoy; y no lo decimos nosotros, sino la UNESCO que la reconoce como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Camina por sus calles empedradas y disfruta de festejos centenarios como su Carnaval, el más antiguo de México (sólo más de 450 años), vive el ambiente de los barrios originales como el de San Román, donde celebran la Feria del Cristo Negro, o la Calle del Comercio con sus más de 1,600 coloridas fachadas restauradas; pero sobre todo, disfruta su ambiente tranquilo y cordial que contrasta con una historia repleta de ataques de barcos piratas, ¡imagina la de cuentos y leyendas que escucharás! El pasado lo vives contemplando sus murallas, puertas de mar y tierra, baluartes y fuertes, muchos de los cuales hoy son museos donde se preserva su legado. Date la oportunidad de vivir sus espectáculos de luz y sonido que recrean un ataque pirata, y remóntate siglos atrás para ser parte de este capítulo de nuestra Historia.

Riqueza por doquier

4877959818_ff791b6fe8_o

La zona petrolera de Carmen ha permitido que el capital fluya y esto se nota en esta especie de isla que goza de una geografía envidiable a la orilla de la laguna de Términos y rodeada de áreas naturales. Aquí se encuentra Ciudad del Carmen, otra joya arquitectónica con sus edificios coloniales.

Otra rica aventura es navegar desde el poblado de Palizadas, o recorrer el Camino Real, que antiguamente era la única conexión por tierra entre Campeche y Mérida, Yucatán. Hoy en día puedes tomarlo e ir haciendo escalas en los poblados que atraviesa, donde puedes convivir con las comunidades maya-hablantes que todavía habitan la región y aprender de su cultura viva, sus costumbres, gastronomía, vestimentas, artesanías y más. Calkiní es un ejemplo importante de lo anterior; allí podrás ver a los pobladores en plena labor dentro de las cuevas, confeccionando sombreros de jipijapa que te protegerán del calor y el sol, ¡son excelentes recuerdos para los amigos!

 

Campeche es un estado completamente verde, y en él encontrarás el 25% de todos los manglares de México, protegidos en tres reservas: la Laguna de Términos, santuario de delfines y otros animales marinos; la Reserva de la Biósfera de los Petenes, donde podrás practicar la pesca sustentable de sábalo; y la Reserva de la Biósfera Ría Celestún, donde podrás ver el maravilloso espectáculo de sus colonias de flamencos, ¡una delicia en rosa!

Y hablando de delicias, tienes que degustar las maravillas de la cocina campechana, que hunden sus raíces profundamente en la gastronomía maya, rica en productos derivados del maíz y los vegetales pero que aprovechaba la abundancia de animales de la zona.

Champotón es escala forzosa ya que son expertos en confeccionar el delicioso pan de cazón bañado en salsa de jitomate; mientras que en Hecelchakán degustarás una tradicional cochinita pibil ¡para chuparte los dedos! ¿O por qué no devorar un crujiente pámpano frito en poc-chuc o una ensalada de venado en la capital? ¿A poco no se te antojó?

Paraíso arqueológico

camp_201408041355

Y si estás interesado en conocer más sobre la mística cultura maya, en Campeche te encontrarás no uno, no dos, sino ¡dieciséis sitios arqueológicos abiertos al público!

A 45 minutos de la capital te toparás con la acrópolis de Hecelchakán, un sitio maya impresionante; su templo de cinco pisos es un espectáculo en sí mismo, así que imagínalo por la noche, iluminado y contrastando con la jungla de fondo; Chicanná significa “La Casa de la boca de serpiente” y sus edificios hermosamente decorados sobresalen entre la selva, tan hermosos que los investigadores sospechan que era un centro de élite; por su parte, Becán cuenta con un foso único en el área maya.

Pero sin duda la urbe más impresionante de todas es Calakmul (situada dentro de la Reserva de la Biósfera del mismo nombre), no sólo por su centro ceremonial sino también por la enorme riqueza natural que lo rodea. Esta zona es parte del Corredor Mesoamericano que une las selvas del norte del continente, desde Quintana Roo hasta Guatemala, y constituye el segundo pulmón natural más grande del continente; es hogar de la mayor población de jaguares de América, así como de grandes poblaciones de faisanes, tapires, tucanes y muchas aves, mamíferos, reptiles, mariposas y plantas.

En 2014, Calakmul recibió una categoría muy importante por parte de la UNESCO, la de Patrimonio Mixto de la Humanidad (por su riqueza cultural y natural). En ningún otro lugar del planeta existe algo igual, y te robará el aliento contemplar este mar verde y poder ver sobresaliendo de las copas de los árboles los restos de la que fuera la capital uno de los reinos más ricos y poderosos de Mesoamérica.