Paseando por París

París es una de las ciudades más famosas y visitadas del mundo; todos tenemos en la mente algunos lugares que debemos conocer si viajamos un día a la capital de Francia (sabes bien de cuáles estamos hablando, ¿verdad? La Torre Eiffel, Notre Dame, la famosa Avenida de los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo…) ¿quién no quisiera tomarse una selfie con estos sitios de fondo?

Sin embargo, en la Ciudad del Amor hay mucho más por hacer y visitar, experiencias y paisajes que te permitirán conocerla de manera más completa. A continuación te compartimos algunos.

¿Una isla en París?

Île_de_la_Cité_shortly_before_sunrise,_West_View_140320_1

Así es, Île de la Cité es una isla natural que se encuentra en medio del río Sena; es el punto exacto en el que se fundó la ciudad (aunque en ese entonces se llamaba Lutecia, hogar de la tribu celta de los Parisii allá por el año 200 a. de C.). Sobre ella se encuentran algunas de las principales atracciones de París como la Catedral de Notre Dame, la Sainte Chapelle o la Conciergerie, además de calles y plazas donde encontrarás lugares como el hermoso mercado de las flores de la Place Louis Lépine.

Sus famosos cabarets

300_06 French-Cancan-Paris-Paradise

Has escuchado hablar de ellos, pero ¿te animarías a visitarlos? Cada uno tiene un ambiente único, comenzando por el famoso Mouline Rouge, con sus atrevidas coreografías de cancán; el Lido, a un costado del Arco del Triunfo, con un espectáculo que celebra la esencia francesa con baile y acrobacias; el Crazy Horse, cuyas bailarinas juegan con los efectos de luz y sombras para crear picantes números de burlesque; o el Paradis Latin, el más antiguo de todos pero que nunca pasa de moda con su cancán tan francés, bueno, ¡hasta sus meseros contribuyen a la diversión!

Un poco de historia

barrio latino paris

Visita el Barrio Latino, (no, no es que allí vivan muchos latinoamericanos, sino que en el Medioevo fue hogar de estudiantes que hablaban sólo en latín); piérdete por entre sus callejas y disfruta de una de las zonas más animadas de la ciudad, con restaurantes, cafés y bares que te mostrarán un lado diferente (y accesible) de París.

Crucero por el Sena

¿Qué más romántico se puede poner que navegar por el río, cenando exquisiteces y bebiendo una copa de burbujeante champán, mientras contemplas la luminosa vida de la ciudad? Si vas en familia, encontrarás paseos temáticos donde los duendes te contarán la historia de la ciudad (en francés), con canciones y juegos incluidos. Eso sí, es todavía más hermoso de noche pues muchos museos y edificios se encuentran iluminados (por algo a París le dicen “La Ciudad Luz”), ¡será una vista increíble!

Tours para el palaboeuf-bourguignon-3000x2000dar

Es un pecado irse de París sin probar los platos típicos de Francia, ¡no lo cometas! La cocina francesa es una de las más elaboradas y ricas de todo el mundo, pero no por eso está fuera del presupuesto ya que en los pequeños bares de la ciudad te encontrarás con delicias inesperadas. Acompaña una humeante sopa de cebolla, un rico cassoulet (alubias con carne) o un boeuf bourguignon (estofado de buey) con una buena copa de vino (por cierto, ¿sabías que algunas marcas francesas son producidas por mexicanos?), cerrando con una rica crepa o una tarta tatín de manzanas.

El Museo del Louvre

louvre-museum

Aquí encontrarás un sinfín de obras artísticas que abarcan la Historia de la Humanidad, desde objetos del Antiguo Egipto hasta colecciones de arte contemporáneo (¿sabías que menos del 10% de sus piezas están expuestas al público? ¡Estamos hablando de que sólo 35 mil de sus más de 445 mil piezas de todo el mundo se encuentran a la vista!). Deambula por sus pasillos y contempla a la Venus de Milo, el Código de Hammurabi, y enormes colecciones de artistas icónicos como Sanzio, Miguel Ángel, Caravaggio, Ribera, Vermeer y Da Vinci, incluyendo la mundialmente famosa Gioconda (apostamos a que te la imaginas como un enorme cuadro… te sorprenderá su pequeño tamaño).

Iglesias con corazón

Sacre.Coeur.original.5535-(1)

Una de las iglesias más famosas de París es la Basílica de Sacré-Coeur; al encontrarse en uno de los puntos más altos de la ciudad, obtendrás las mejores vistas de París, y también vale la pena entrar en ella y admirar su estilo neo-bizantino (para llegar hasta ella, toma el funicular de Montmartre, o sube a pie unos 300 escalones hasta la cima de la colina, cualquier opción te divertirá).

Compras a la modaKilo shop Paris

París es una de las ciudades más glamorosas del mundo; claro, puedes encontrar las mejores marcas, pero si te interesa conocer más a fondo la cultura francesa, también debes visitar alguna boutique de prendas vintage, donde podrás encontrar ropa de segunda mano y comprarla incluso por peso (literalmente, en Kiloshop puedes encontrar tu prenda ideal, pesarla y pagarla por kilo).

Relájate en sus parques

Tuileries.Garden.original.9432

París tiene hermosos parques y espacios abiertos donde podrás tumbarte a disfrutar del sol (o la lluvia; sí, llueve mucho). Uno de los más grandes es el Parc des Buttes Chaumont, que cuenta con un gran lago, hermosas plantas e impresionantes vistas de la ciudad, así como un pequeño templo románico, una cascada, una gruta e incluso puentes a más de 20 metros de altura. Otra gran opción es el Jardín de las Tullerías, que une la Plaza de la Concordia con el Louvre gracias a una Avenida Central repleta de árboles y hermosas esculturas; y no dejes de pasar por los Jardines de Luxemburgo, donde podrás sentarte a la sombra de los árboles, jugar tenis o hasta aprender sobre el cuidado de las abejas, ¡muy interesante!

Allí tienes, algunos de los más hermosos lugares de París no tienen que ver con torres o arcos, y te darán una vista mucho más completa de la Ciudad Luz y su historia. Consulta a tu agente de viajes sobre tips de alojamiento y tours, ¡estamos seguros de que será un viaje inolvidable!