Eligiendo tu maleta ideal

Hoy en día existen tantos tipos, marcas y modelos de equipajes que no es sencillo elegir la que más nos convenga; debes tomar en cuenta muchos factores que afectarán su vida útil, tales como qué tan frecuentemente viajas, los destinos que visitas y el medio de transporte que usas regularmente, entre muchos otros. ¿Cómo elegir entonces tu opción ideal?

Primero lo primero

Independientemente del transporte que usemos, en algún momento de nuestro viaje tendremos que cargar nuestro equipaje, así que lo primero que debes considerar es que tu maleta no sea demasiado grande o pesada (si necesitas más espacio, es más conveniente usar una maleta de mano adicional). Eso sí, desde hace años la regla no hablada es que tu equipaje tenga ruedas (y si son de goma, ¡qué mejor!)

La calidad

Parecería que está de más decirlo, pero en cuestión de viajes la mejor opción siempre será comprar una maleta cuya calidad no esté a discusión. “De calidad” no es lo mismo que “cara”, pero en estas situaciones siempre será muy importante que revises cuánta garantía de fábrica tiene (mientras más tenga, mejor, créenos, la necesitarás). Además, muchas maletas de gama alta tienen cerradura de seguridad con clave numérica, pero si no es así, te recomendamos ampliamente comprar un buen candado para proteger tus pertenencias.

maletas

Materiales

Definitivamente una maleta dura será más resistente para viajes demandantes, pero no es la más adecuada si tu viaje es en coche porque abarca mucho espacio, así que si tu escapada es por carretera, elige una semi- rígida o blanda, como la manejarás tú y no le pondrás tanto peso encima, no tendrás problemas.

Ahora que si viajas en avión, desde que documentas tu equipaje hasta que lo recoges en la banda habrá pasado por un largo recorrido, varias manos, manejos bruscos y hasta golpes; una maleta rígida soporta mucho más peso encima, aunque normalmente se rayan o rompen, mientras que las blandas no protegen lo que traes dentro y si llevas algo frágil deberás protegerlo o, mejor, llevarlo en tu equipaje de mano. Así, las maletas semi-rígidas serían tu mejor opción para volar, pues el equipaje está parcialmente protegido y tienen mejor resistencia a los golpes. Para tren o autobús, opta por las rígidas si tú las manipularás (eso sí, pesan más, y considera que tendrás que cargarlas).

Tamaño

Los mexicanos amamos llevar mil y una opciones de ropa y accesorios en nuestro equipaje, pero considera que al viajar es conveniente hacerlo lo más ligeros posible, para que al regreso quepan en la maleta todos los souvenirs y recuerditos que compramos. Algunos somos muy bajitos y si elegimos una maleta enorme, terminaremos doblados, así que es mejor buscar una maleta de tamaño medio pero extensible con doble cierre, para que en caso de necesitarlo nos saque del apuro.

¡Diferénciate!

97760_3_1Es probable que haya más de una maleta igual a la tuya en la banda del equipaje, sobre todo si la elegiste con un color o estampado de moda; no deseas que tu equipaje termine en las manos equivocadas, procura ponerle algún elemento diferenciador (un listón o adorno), además de tus datos para que en caso de que la extravíen pueda volver a ti.

Al final, elegir el equipaje es cuestión de gustos, y la maleta ideal será la que te acomode mejor. ¡Suerte y felices compras!