El futuro de la aviación

El hombre no sabía lo que era volar hasta hace relativamente poco tiempo. Desde el primer vuelo en globo aerostático, allá por 1783, o el primer vuelo en toda regla a inicios del siglo XX, la aviación ha transformado nuestras vidas y la percepción que tenemos de nuestro planeta, y para algunos volar es ya una actividad como cualquier otra. Pero, ¿qué nos depara el futuro en ese aspecto?

El hombre no sabía lo que era volar hasta hace relativamente poco tiempo. Desde el primer vuelo en globo aerostático, allá por 1783, o el primer vuelo en toda regla a inicios del siglo XX, la aviación ha transformado nuestras vidas y la percepción que tenemos de nuestro planeta, y para algunos volar es ya una actividad como cualquier otra. Pero, ¿qué nos depara el futuro en ese aspecto?

Más informados

Algunas líneas aéreas ven hacia adelante y entienden que los viajeros del futuro querrán tener la mayor información posible sobre el más mínimo detalle de sus vuelos, así que se han adaptado a los gustos cambiantes de quienes viajamos con ellas.

Air France y KLM lo han hecho a la perfección y lideran en las tendencias del geo-entretenimiento, aportando contenido geográfico e histórico relevante sobre los lugares que sobrevuelas durante tu viaje. Por otro lado, Virgin America permite que además de disfrutar de películas, series y música, puedas chatear con otros pasajeros a bordo y hacer donaciones a organizaciones de beneficencia.

South African Airways lanzó su servicio “Better seat Choice” (Elige el mejor asiento), que te permite elegir a tu compañero de viaje basándote en intereses comunes que compartan en su perfil de Facebook como su profesión, edad, intereses sociales y más. Mientras tanto, Lufthansa, Qantas y Virgin Australia cuentan ya con un sistema de entretenimiento que permite ver películas o escuchar música de su biblioteca multimedia en tu propia laptop, Tablet o Smartphone, además de pedir comida y bebidas o recibir actualizaciones sobre tu viaje. Y en este aspecto, Aeroméxico también se renueva ya que entre julio y octubre algunos de sus vuelos contarán con un programa piloto en el que a través de un moderno sistema WiFi a bordo, los suscriptores de Netflix podrán acceder a este servicio y continuar viendo su película o serie favorita en sus propios dispositivos.

¿Y el avión?

El diseño de las aeronaves ha cambiado a lo largo de los años, pero no mucho. Aunque la hélice frontal fue superada hace años, todavía es regla que el fuselaje sea metálico y opaco, y los asientos son un tanto genéricos; sin embargo, los visionarios quieren convencer al mundo de que esto puede cambiar. Hay compañías que lanzan constantemente proyectos de aviones futuristas.

Panorámicos

pagina2w

Muchas compañías desean convertir a los aviones en virtuales cápsulas que permitan que vivas la experiencia de volar de una manera más real; Windspeed Technologies, por ejemplo, desarrolla un jet que contendrá un domo transparente en la parte superior de su cuerpo, para que puedas tener una vista de 360o de los cielos por los que viajarás, como un servicio VIP o de pago para ciertos vuelos.

Por su parte, ingenieros del Centro para la Innovación de Procesos (CPI, por sus siglas en inglés) idearon un concepto diferente pero que busca el mismo fin; su avión será no apto para pasajeros con vértigo, ya que en lugar de tener ventanillas, a lo largo del interior del fuselaje contará con pantallas interactivas OLED (LED Orgánico) para que puedas tener una panorámica del exterior o navegar por internet. Aseguran que las ventanillas agregan mucho peso a los aviones, así que sustituirlas y al mismo tiempo permitirles a los pasajeros tener una experiencia diferente sería un ganar-ganar para las líneas aéreas que desean recortar gastos de dinero y combustible. Este modelo está en fase de diseño y estaría disponible en unos diez años, ¿te animarías a volar así?

O ecológicos

Y si muchos se enfocan en la experiencia de viajar en aerolíneas comerciales, hay quienes se dedican a hacer algo completamente diferente: los vuelos en solitario. Por primera vez, un grupo de científicos está poniendo en práctica algo que aun parece imposible: darle la vuelta al mundo en un avión propulsado con energía solar. Bertrand Piccard y André Borschberg, junto con su equipo de Solar Impulse, construyeron esta aeronave que justo ahora realiza este vuelo pionero, demostrando que este tipo de energías no sólo son viables, sino que cada día serán más accesibles y convenientes para todo tipo de viajeros.