La felicidad te llama en San Diego

Incluso para los locales, esta ciudad del sur de California es sorprendente y muestra una nueva faceta todos los días, combinando divertidas playas con la vida de una metrópoli, una rica mezcla de culturas, mucho arte, historia y deliciosa gastronomía. Te invitamos a descubrir algunos de sus mayores atractivos.

En el corazón

2

Gran parte del alma de San Diego se concentra en su centro; aquí encontrarás hoteles increíbles, atracciones culturales y artísticas, los más innovadores restaurantes, opciones de compras, diversión nocturna y mucho, ¡mucho más!

Piérdete en la enormidad del parque Balboa, aún más grande que Central Park y lleno de museos, sitios tranquilos, estanques, jardines y vegetación de todo el mundo. Y ya que estás por allí, debes sí o sí visitar el zoológico y safari de San Diego, votado como el mejor del mundo y que este año cumple un siglo de acercar a chicos y grandes a la vida de animales de todo el mundo; sorpréndete con su variedad ya que verás desde osos polares hasta pandas, koalas, gorilas y más de 800 especies que impedirán que dejes de tomar fotos. Si caminas más hacia el norte llegarás a una bella región rústica, donde los amplios espacios abiertos te esperan para que los explores: Escondido, Temecula, Rancho Bernardo, Palomar Mountain y muchos más tienen excelentes caminos para transitar a pie o en bicicleta, hotelería de lujo y también económica, y muchos atractivos.

Camina por el distrito histórico de Gaslamp Quarter, admirando sus edificios de estilo victoriano que compiten en hermosura con los impresionantes rascacielos, tomándote un aperitivo o un café en alguna de sus terrazas al aire libre; aquí encontrarás los restaurantes de los más famosos chefs, así como pequeñas joyas escondidas donde comerás delicioso, y no olvides combinar tus alimentos con alguna de las más de 120 marcas de cerveza artesanal que se producen allí, ¡encontrarás más de una que te encantará!

Y si deseas ir todavía más atrás en el tiempo, en Old Town (el centro original de la ciudad) te sentirás transportado a algún lugar entre la Colonia española y la modernidad, con un sabor netamente mexicano.

4

Sol y diversión todo el año

La ciudad goza de un clima mediterráneo ideal para vacacionar a lo largo del año, con meses más frescos y un tanto lluviosos de diciembre a marzo y veranos cálidos que se refrescan con la brisa del mar.

Además de sus playas abiertas, ideales para actividades acuáticas como el surf (en todas sus variedades) y la pesca, San Diego cuenta con la zona de Mission Bay, donde las olas son menos impresionantes y el ritmo de la vida corre más tranquilo; pasea por sus hoteles y conoce esta parte de la ciudad que vale mucho la pena recorrer a pie o en bicicleta. Aquí es donde se encuentra el mundialmente famoso Sea World San Diego; asiste a sus espectáculos de mamíferos marinos y conoce también ese otro rostro del parque, en el que los investigadores rescatan y rehabilitan animales para devolverlos a su hábitat natural.

Una isla diferente

1

 

La Isla del Coronado es uno de los puntos turísticos más famosos de San Diego; justo al final del puente Coronado que la une con la parte centro de la ciudad, esta zona tiene un sabor muy “retro” y tranquilo y es ideal para dar largos paseos disfrutando del atardecer. Su famoso Hotel del Coronado reina sobre el paisaje, y sus calles vibran con un sinfín de galerías, restaurantes, teatros y tiendas, ¡todo a quince minutos de la ciudad!

Y si ya decidiste manejar, encamínate hacia La Jolla, este vecindario es un micro-destino en sí mismo ya que los viajeros adoran recorrer sus calles de enormes casas adornadas al estilo mediterráneo, su Museo de Arte Contemporáneo, el Acuario Birch y muchas más. Pero sobre todo, date la oportunidad de surfear en sus divertidas olas, esnorquelear o bucear por las cuevas cercanas y refrescarte con sus aguas que en verano son templadas y deliciosas.

 

En medio de la diversión

1011

En San Diego encontrarás una gran variedad de museos y parques temáticos que abarcan temas de lo más variado: arte antiguo, moderno y contemporáneo; interactividad; diversión; cultura y mucho más.

Entre los parques de diversiones que podrás conocer se encuentra Legoland, donde la edad no importa para divertirse; mientras los chiquitines se suben a todos los juegos y se emocionan con los espectáculos donde conocerán a todos los personajes de las películas de LEGO, los grandes pueden admirar los más de 5,000 modelos a escala construidos con los famosos bloques de plástico y recordar lo divertido que es jugar sin preocupaciones.

Hay un museo en especial que llama la atención, no sólo por la calidad de los objetos que se exponen allí sino también por su originalidad, ¡ya que se encuentra dentro de un portaaviones flotando en la bahía! Se trata del museo USS Midway, un histórico portaaviones (el más grande de la historia de los EE.UU.) que en su interior contiene alrededor de treinta aviones de combate restaurados, simulaciones de vuelo y exhibiciones temporales y permanentes, así que podrás conocer un poco más sobre la cercana historia de la ciudad con la marina estadounidense.

 

Y por si todo esto fuera poco, ahora es mucho más sencillo llegar a San Diego gracias a Cross Border Xpress, que conecta el aeropuerto de Tijuana con San Diego directamente, así que los mexicanos o personas con boleto hacia Tijuana tienen la opción de cruzar a pie un pequeño puente que en unos quince minutos los tendrá al otro lado de la frontera.

San Diego está listo para sorprenderte y recordarte lo bueno que es vivir sin preocupaciones y disfrutando cada minuto. Prepárate, alista las maletas ¡y toma rumbo!