SAN MIGUEL DE ALLENDE INCENDIA LA MEMORIA

Esta ciudad colonial del Bajío te busca para que recorras sus calles empedradas y te empapes de su cultura, su arte y su sabor.

Ubicada en el centro-este de Guanajuato, San Miguel de Allende es una ciudad que enamora a propios y extraños; el monje franciscano Fray Juan de San Miguel la fundó en 1542 y bautizó el asentamiento como San Miguel el Grande. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008, este año la revista Travel + Leisure la distinguió como: “El Mejor Destino Turístico de América Latina” y el tercero en el mundo, en los premios World ́s Best Awards en Nueva York.

Pasos históricos

Te recomendamos conocer este corazón cosmopolita de calles pintorescas a pie (recuerda: zapatos cómodos, agua ¡y cámara!), aunque también existe la opción de tomar el tranvía turístico que ofrece la ciudad, donde podrás deleitarte con vistas panorámicas imperdibles.

Para ahondar en San Miguel, es indispensable conocer el Centro Histórico, donde encontrarás una gran variedad de tiendas, restaurantes, bares y hoteles (no te preocupes si tu hospedaje no es en esta zona, todo está cerca). Seguro te preguntarás: “¿y qué hay en el centro?”… bueno, sólo para que te des una idea, te presentamos algunas alternativas: la icónica y neogótica Parroquia de San Miguel Arcángel, símbolo de la ciudad y construida en 1555; en contra esquina de la Parroquia encontrarás la Casa Museo Ignacio Allende, lugar donde nació el insurgente; El Jardín Allende o Jardín Principal, rodeado por antiguas construcciones y hermosos portales del siglo XVII; el ex Palacio Municipal, construido en 1736 (en el descanso de su escalera podrás ver las guras de Miguel Hidalgo e Ignacio Allende); el Centro Cultural Ignacio Ramírez “El Nigromante”; el templo de Nuestra Señora de la Salud, donde se dice que se conserva la campana más antigua de esta ciudad; la Casa del Mayorazgo, hermosa propiedad (privada) considerada como uno de los mejores ejemplares entre los palacios nobiliarios de la época colonial en México…

¡Y eso no es todo! Entre otros sitios maravillosos están: la Cañada de la Virgen, el Teatro Ángela Peralta, la Biblioteca Pública, el Jardín Botánico “El Charco del Ingenio”, La Esquina, Museo del Juguete Mexicano, el Museo de la Máscara, Parque Juárez, la Capilla de Jimmy Ray, Casa del Inquisidor, barrio los Lavaderos y Paseo del Chorro donde está el mirador de San Miguel con una vista irresistible.

Pueblitos con encanto

Pág 3.1

No olvides visitar las poblaciones cercanas a San Miguel: a 18 km al noroeste se localiza Atotonilco; ahí podrás conocer el magnífico Templo y Ex Convento de Jesús Nazareno, también reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por alojar espectaculares capillas, pinturas y retablos. A 38 km al noroeste encontrarás el Pueblo Mágico de Dolores Hidalgo, famoso porque, además de ser la cuna de la Independencia, ahí se pueden adquirir toda clase de objetos y adornos elaborados en talavera ¡a muy buenos precios! En esta ciudad-caja de sorpresas el único inconveniente será decidir cómo organizar tu agenda.

Manos mexicanas, manos creativas

Reconocida a nivel nacional e internacional como un bazar de artesanías, finos trabajos en latón, lana, cantera, papel maché, vidrio soplado, obrajería y cerámica han otorgado renombre a los artesanos de la ciudad. Asimismo, este tesoro colorido te permitirá apreciar arte en sus prestigiadas galerías que encontrarás por diferentes rumbos de la ciudad; desde boutiques especializas en arte folclórico mexicano como el Zócalo, La Calaca y Tesoros, hasta el clásico Mercado de Artesanías (situado cerca del Mercado Ignacio Ramírez entre la Calle Colegio y la Calle Loreto) que abarca tres manzanas de la ciudad; te aseguramos que encontrarás productos de alta calidad, originales y 100% hechos con el corazón.

¿Y las galerías? Aquí nuestras recomendaciones: antigua fábrica Textil “La Aurora” (¡obligada!), Galería Atotonilco, San Francisco, Atenea, Noel Cayetano, Cristi Fer Art Studio, Abrazos Boutique featuring San Miguel Designs, entre otras.

O simplemente camina por sus calles, la vocación cultural de San Miguel le ha permitido ser receptáculo de innumerables muestras artísticas que podrás admirar en paredes, fuentes y plazas, como las recientes creaciones del artista houstoniano GONZO247, hermanando ambos destinos que tienen mucho más en común de lo que imaginas.

Sabores mestizos

Pág 4.3

La cocina tradicional de San Miguel se deriva de una mezcla de sabores indígenas y europeos, incorporando ingredientes de todo el altiplano mexicano, incluyendo los estados de Querétaro, Jalisco, Michoacán y San Luis Potosí. Te recomendamos que te animes a probar algo típico de la región como las enchiladas mineras, las pacholas, el ambre, los “tumbagones”(nombre con el que se conoce al pan tradicional de San Miguel), el agua de betabel, la colonche (bebida hecha de tuna) y la cebadina (una mezcla de agua de cebada, tamarindo y Jamaica).

Así mismo tendrás la posibilidad de elegir entre diferentes tipos de cocina internacional, entre los restaurantes más reconocidos están la Fonda San Miguel, Casa Allende, Los Milagros, Mamma Mía, Taste of San Miguel y, para una cena tradicional, el Mercado Ignacio Ramírez, entre otros. Para el postre, nada como unos deliciosos churros y un chocolate calientito en el tradicional restaurante San Agustín, ubicado en una antigua mansión del siglo XVIII a unos cuantos pasos del Templo de San Francisco.

Cabe mencionar que la vida orgánica es un asunto importante para los sanmiguelenses, es por ello que desde el año 2010, todos los sábados se establece el Tianguis Orgánico en el Parque Juárez, justo en el corazón de la ciudad. Aquí los productores acuden a vender sus cosechas y demás productos de origen orgánico como pan, quesos, chocolates, miel, conservas, tortillas hachas a mano, café y muchas delicias más.

 

Pág-4

¿Cómo llegar?

Desde Guadalajara toma la carretera hacia Lagos de Moreno / Ciudad de México 80D; en tu camino puedes visitar Tepatitlán de Morelos, San Juan de los Lagos y León, para comprarte unos buenos zapatos o una hermosa chamarra de piel, sin dejar pasar por supuesto la capital del estado, Guanajuato. Pero si te da pereza manejar, las principales líneas de autobuses te llevarán directamente a San Miguel, y podrás disfrutar del paisaje sin estresarte tras el volante.

Cuna de historia, cultura, creatividad y arte, San Miguel de Allende no solo sorprende, se queda impregnada en las calles empedradas de la memoria, lista para ser evocada por todo bohemio que sepa gozar la vida.