El sol de los Andes

Adentrarse en 5 mil años de historia viva, escuchar los latidos del Imperio Inca en cada sierra, montaña y cumbre nevada, silencio profundo que habita en las alturas y una fuerte sensación de unión con todo ser vivo, son algunas de las características que distinguen al Perú del resto del mundo.

Lima, un gris muy amarillo

Lima-Plaza-de-Armas

Lima es la capital del Perú, ubicada a orillas del Océano Pacífico y conformada por una población de unos 9 millones de habitantes. Fue fundada por los españoles en 1525 bajo el nombre de “La Ciudad de los Reyes” y conocida en la región agrícola como “Limaq”; actualmente es considerada el centro político, cultural y comercial del país. A nivel internacional, es la quinta ciudad más poblada de América Latina, y su Centro Histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Lo primero que debes saber sobre Lima se resume en una palabra: ¡caos! (por el tráfico, una sinfonía de claxons y limenses desesperados); una vez asimilada esta atmósfera, todo se vuelve fácil porque la ciudad de los reinos es en definitiva un estuche de monerías, ¡déjate sorprender por ella! (Toma nota: de junio a agosto es la mejor época para viajar).

Joyas de la América colonial

Lima-Casa-de-la-Literatura-Peruana-copia

 

Recorre la histórica calle peatonal Jirón de la Unión que une la Plaza de Armas y Plaza San Martín; este andador te llevará al Centro Histórico, donde podrás conocer la Plaza de Armas (escenario de la independencia peruana); alrededor de este sitio encontrarás edificios como el Palacio de Gobierno donde en julio, su mes patrio, podrás escuchar música tradicional peruana; la Catedral de Lima; la Casa del Oidor y el Palacio Arzobispal de Lima.

Muy cerca de allí, podrás observar una bella construcción de estilo académico francés: La Casa Museo de Literatura Peruana, centro cultural de encuentro, reflexión y creación en torno a la literatura. A unas cuadras de distancia, llegarás al Museo y Convento de San Francisco, donde te recomendamos realizar el circuito por las catacumbas que incluye la visita a la biblioteca (¡que por cierto reúne más de 25 mil volúmenes de los siglos XV al XVIII!).

La otra Lima

Una vez que conociste lo indispensable, es momento de visitar la versión moderna de Lima. El barrio de Miraflores es un distrito residencial y comercial en el que podrás deleitarte con las vistas de sus malecones y miradores, así como sus parques Del Amor (decorado con la estatua conocida como “El Beso”, del artista Víctor Delfín), y Kennedy (donde encontrarás el sitio de encuentro cultural “Chabuca Granda” y gatos, ¡muchos gatos!), entre otros.

Otro barrio fascinante es Barranco o “la cuna de artistas”; en este distrito bohemio encontrarás viejas casonas sobre el acantilado frente al mar, así como bares y cafés. A unos metros de la plaza principal verás el Puente de los Suspiros, inspiración de la canción “Flor de la Canela” de Chabuca Granda; y desde allí, podrás observar la calle Bajada de los Baños, que acaba en la playa.

Imperdible: Machu Picchu

Machu-Picchu-1-copia

Posiblemente lo primero que pensamos cuando decimos Perú es Machu Picchu (“Montaña Vieja” en quechua) y ¡claro!, es difícil pasar por alto una de las siete maravillas del mundo moderno. Ubicada al sur de Perú, su origen data del siglo XVI y fue construida por el antiguo pueblo Inca. Machu fue utilizada como santuario religioso y es considerada una obra maestra de ingeniería y arquitectura (en 1983 fue declarada Patrimonio de la Humanidad). Reconocida por su impresionante historia, aporte internacional de cultura, esta milenaria ciudad te enamorará con sus montañas y piedras.

Paraísos enigmáticos

Perú también tiene otros sitios cautivantes como Cuzco e Ica. La popularidad de la primera se sustenta una vez que logras poner los pies en ella (cosa que cuesta bastante, ya que está ¡a más de 3,400 metros sobre el nivel del mar!; presta atención al mal de altura o “soroche”), ya sea recorriendo su Centro Histórico, el Convento de Santo Domingo o las ruinas de Sacsayhuaman, Qenko, Puca Pucara y Tambomachay; la antigua capital del imperio Inca no va a decepcionarte (si no tienes mucho tiempo te recomendamos tomar un tour en autobús).

Ica.Huacachina-1

Otro sitio fascinante es el valle de enigmas conocido como Ica; una zona de gran pasado histórico, cuyos primeros habitantes se remontan a 10,000 años de antigüedad. En este sitio encontrarás la Reserva Nacional de Paracas, playas, aguas termales, museos y hoteles hermosos, de los cuales puede platicarte más el agente de viajes de tu preferencia. Para poder tachar de tu lista este sitio deberás beber pisco en El Catador, hacer sandboarding en la arena, para después comer un ceviche a un costado del oasis de Hacachina y pedir tres deseos a la bruja de Cachiche.

Cada plato, una historia

4980202839_868bc2ce3a_o1 (1)Una fusión del antiguo Perú con la cocina española, un aporte de la cocina africana e incluso de la europea y la asiática: las artes culinarias peruanas sorprenden y encantan con su sublime abanico de sabores. ¡No te abrumes! a continuación algunos platillos imprescindibles en tu visita.

Hay algo que, estés donde estés, vas a encontrar: ¡pollo a las brasas!; otro platillo popular por ser el sello peruano por excelencia es el ceviche (hay de muchos precios y en casi todo el Perú es delicioso). Algunos otros indispensables serían el lomo montado, ají de gallina, papa a la huancaína, arroz chaufa, rocoto relleno y anticuchos. En cuanto a bebidas, te recomendamos la chicha morada (una bebida fermentada y fresca a base de maíz morado), el té de coca para oxigenarte, la inca cola, los emolientes (puesto callejero de infusiones de hierbas) y el tradicional pisco (¡dos shots podrían dejarte fuera de combate!) ¿Postre? Nada como las picaronas y el arroz con leche y mazamorra morada.

¿Y la documentación?

Para la mayoría de países de América y Europa occidental solamente se requiere pasaporte con seis meses de vigencia para permanecer hasta 90 días en Perú, ¡sin duda la ausencia de trámites anima a mucha gente a viajar al país andino!

Perú es un punto de encuentro entre pasado y presente, donde la magia está a la vuelta de la esquina, un país de gente sencilla y alegre donde los sueños despiertan; conocerlo es una invitación a conocerte a ti mismo. ¡No dejes pasar la oportunidad de enamorarte de un destino que te cambiará la vida!