San Gabriel es un llano de poesía

“Pueblito adorado que se lleva en el corazón”

“Arriba San Gabriel”, canción de la región –

“Noble, culto y leal” es como los habitantes del municipio de San Gabriel (antes Venustiano Carranza) se refieren a este pueblo al sur de Jalisco. Fundado en 1576 por indígenas provenientes de Amula (“Tierra donde abunda el amole”) y localizado muy cerca del Nevado y Volcán de Colima, este templado y a la vez cálido sitio es cuna de personajes como el escritor Juan Rulfo, el compositor Blas Galindo y el cantante, actor y fraile José Mojica. ¿Listo para conocerlo?

Camina en el tiempo

Camina-en-el-tiempo-2

Después de un viaje agitado en la serpenteante carretera jalisciense (si eres de estómago débil te sugerimos tomar una pastilla para el mareo), podrás vislumbrar entre montañas y cerros el pueblo de San Gabriel.

Su calle principal te llevará al Centro Histórico. ¿Cómo sabrás que llegaste? Cuando veas el quiosco, los portales y la Plaza de Armas frente a la Parroquia del Señor de la Misericordia de Amula (primera parada obligada por ser el símbolo de fe más importante para los gabrielenses).

A sus alrededores encontrarás fincas legendarias como la Casa de Infancia de Juan Rulfo, el lugar donde éste se inició en la lectura. También puedes visitar la humilde Casa de Fray José Mojica; y el Convento de las Madres Josefinas, escuela donde Rulfo aprendió sus primeras letras. Te recomendamos caminar por la calle Gabino Velasco, y entra en el Santuario de la Virgen de Guadalupe, una bella obra de arquitectura religiosa que data de 1879.

Si te gustan la arquitectura y la historia, debes conocer algunas de las ex haciendas más representativas del lugar, como la Hacienda La Guadalupe (que data del siglo XVI), la Hacienda de Telcampana (de importante valor histórico) y la Hacienda de Buenavista. Otras relevantes son La Sauceda y San José, por nombrar algunas. Y si eres aficionado a explorar caminos fuera de rutas, sube al Cerro Viejo y admira el Monumento a Cristo Rey (obra construida en 1950), ¡será una excelente opción para observar una cautivante vista panorámica del Llano de Rulfo!

Paisajes Increíbles

José de Jesús Guzmán Mora (Cronista municipal de San Gabriel), te comparte otros destinos de interés que rodean San Gabriel, ¡atento al tip!

En Jiquilpan las mañanas son sorpresivas y las nubes se pelean por el paisaje del Nevado y el volcán. En las faldas del cerro encontrarás las esculturas realizadas por el viento, Las Piedras Niñas (aquí podrás practicar alpinismo, ¡pero eso sí!, no antes de que te cuenten la leyenda), así como los petroglifos prehispánicos que representan espirales, círculos y figuras estilizadas. No olvides comprar productos de guayaba (la región es la principal productora de esta fruta en el estado): un delicioso ate, mermelada o frutas en almíbar del Campo Deli, una granja de guayabas y cooperativa hecha por mujeres ambientalistas, ¡delicioso!

Visita también Apulco (lugar donde nació Rulfo), Las Sierras de Apango, El Jazmín (cuya fiesta principal es la del 12 de Diciembre) y la pirámide de El Izote (con más de 20 años de antigüedad y construida en piedra por sus habitantes, ¡no olvides brindar por la tarde con un ponche de granada para entrar en calor!); todos estos lugares te regalarán hermosos paisajes entre las montañas para disfrutar solo o en compañía de familia y amigos.

La Comala de Rulfo

La-Comala-de-Rulfo-2

El llano en llamas y la novela Pedro Páramo hicieron de Juan Rulfo uno de los escritores más prestigiados del siglo XX; para sus seguidores, recorrer los escenarios donde se desarrollan sus obras es una conmemoración a sus palabras. Bajo este contexto nació en más de diez municipios  la Ruta Rulfiana; en ella visitarás por lo menos 10 lugares de San Gabriel (en el que se inspiró Rulfo para crear la Comala de Pedro Páramo). No olvides admirar el mural del cincuentenario de la novela, la casa donde vivió Rulfo, la casa antigua de Eduviges Dyada, el puente-galápago, la capilla de la Sangre de Cristo, las lomas verdes, el Puente Nuevo, el antiguo Colegio Josefino, el Santuario y muchos más. ¿Sabías que el próximo año se prepara el centenario de Juan Rulfo?¡Planean echar la casa por la ventana!

Festividades y costumbres

En enero se celebran las festividades religiosas más importantes del pueblo, su Fiesta Patronal y la Feria Popular; posteriormente dan inicio la Feria Taurina, Cultural y Comercial, donde podrás disfrutar de bailes, serenatas,  jaripeos, fuegos artificiales y música tradicional a cargo de la banda local Irineo Monroy.

Desde la muerte de Rulfo la sociedad de San Gabriel le ha rendido homenaje celebrando el Festival Cultural San Gabriel, en la tercera semana de mayo; acude a los conciertos, obras de teatro, espectáculos de danza folklórica, exposiciones de pintura y dibujo, conferencias magistrales, recorrido rulfiano, concursos de cuento, presentaciones de libros y una gran verbena popular, ¡increíble! Por su parte, las fiestas patrias se celebran con palo y puerco encebados, así como carreras de caballos, carreras de bicicletas, encostalados y un tradicional desfile.

Y en la vida diaria, todos los domingos puedes escuchar a la banda local en el jardín principal, mientras contemplas (o participas) en el cortejo alrededor del quiosco, donde los jóvenes intercambian flores, sonrisas y promesas.

Festividades-y-Costumbres

Qué más se puede hacer

Nevado-de-Colima_http_www.aldiasonora.comnoticias_wp-content_uploads_2012_04_Nevado-de-Colima.jpg

Existen muchos lugares para acampar en la Sierra del Nevado y la de Apango, por lo tanto visitar el Parque Nacional Nevado de Colima es cosa de recorrer unos cuantos kilómetros; y en los tramos carreteros de Apango-San Gabriel y El Jazmín-San Gabriel podrás practicar el ciclismo de montaña e incluso encontrarte con un balneario ubicado en Las Bugambilias (a 3 kilómetros del pueblo). Ahora que si buscas la opción natural, visita La Contrapresa para darte un refrescante un baño en el río.

Gastronomía muy Jalisciense

En la región podrás degustar de todo un poco, desde birria, pipián y tamales, hasta enchiladas dulces rellenas de carne, verduras y pasas, sopitos, tostadas, pozole y menudo de res. ¿Tienes antojo de un platillo muy gabrielense? Prueba el “bote”, preparado con pescado, pollo, res o cerdo y perfectamente condimentado.

De postre no te pierdas el rollo de guayaba, los dulces caseros, las frutas en almíbar, los borrachitos, el aromático guayabate y ¡cómo no!, un raspado en el centro. Hay deliciosas bebidas como el atole blanco de masa o de sabor, los ponches de granada, mango y arrayán o el sabroso mezcal y pulque. La bebida más típica son  las famosas “faustinas”, preparadas con frutas de temporada, vino y un poco de sal.

¡Toma Camino!

Para llegar al pueblo, sal por la carretera Federal No. 54D Guadalajara-Ciudad Guzmán- Manzanillo, y después toma la desviación a Sayula hasta llegar a San Gabriel. El recorrido es de 140 kilómetros (unas dos horas y media). También puedes tomar un autobús directo desde la nueva central camionera. Para hospedarte encontrarás no uno ni dos, ¡sino tres hoteles! Elige el que más te guste, ya sea a las afueras o en los Portales de la Plaza de Armas.

San Gabriel, tierra de volcanes, llanos y cerros donde las historias te esperan a la vuelta de la esquina y el silencio te invita a contemplar a la Naturaleza y por lo tanto, a la vida. Un pueblo donde las ruinas son fantasmas y el viento, el mensajero del pasado y el presente. Este lugar cuenta con la suficiente magia para ser de todos.