La cabina del futuro

Imagina

Comenzamos con una cabina donde puedes observar las estrellas brillando encima de ti, desvaneciéndose con la llegada del amanecer; esta imagen ilusoria tiene el propósito de ayudarte a despertar suavemente mientras tu reloj biológico se adapta a una nueva zona horaria. A medida que desciendes, el techo y las paredes se vuelven transparentes para proporcionarte una sublime vista panorámica de tu destino; y a unos instantes de aterrizar, los asientos se modifican automáticamente, quedando rectos para darte un apoyo extra durante tu llegada. ¡Bienvenido! Estás en el año 2050.

Por supuesto, esta visión solo es posible de la mano de un equipo con tecnología de punta: el fuselaje  de este hipotético avión tendrá una estructura “biónica” compuesta de materiales que imiten a las aves. Así ahorrarán espacio y ayudarán a reducir el peso del avión, gastando menos combustible. La parte superior de la cabina biónica estará cubierta de una membrana de biopolímero (revestimiento de plástico que podrá ser controlado electrónicamente y ser opaco o transparente según lo necesites), eliminando así las ventanas.

¿Y qué tal si las rígidas divisiones entre asientos desaparecen? Gracias a los asientos de transformación esto será una realidad; estarán fabricados con materiales “de memoria” que podrán adoptar cualquier forma y después volver a la inicial, adaptándose al cuerpo y presupuesto del pasajero. Esto permitirá a las aerolíneas vender sus boletos de acuerdo a la demanda, evitando así la sobreventa.

Image-6 175176

¡Más espacio, por favor!

Los asientos de la clase de negocios están convirtiéndose en una preciada área personal. Teague, compañía de Seattle, EE.UU., que diseña los interiores de los aviones de Boeing, trabajó con Nike para diseñar un concepto llamado el “aeroplano de atleta”; con una sala y una cama en forma de cápsula para aumentar la relajación, esta cabina personal ayudará a los deportistas a mejorar su rendimiento durante sus competencias.

Por su parte, Paperclip Design, empresa de Hong Kong,  sugiere un asiento llamado “mariposa”, compuesto por cubículos con asientos dobles y flexibles que pueden ser transformados inmediatamente (haciendo “metamorfosis”), y asimismo permiten desplazar el asiento del pasillo hacia atrás. Como extra, el jefe de esta compañía también ha pensado en solucionar la batalla de los codos en los apoyabrazos compartidos, ¿cómo? Con dos superficies planas a diferentes alturas, proporcionando espacio suficiente para dos codos.

Otra alternativa más radical para mejorar tu espacio personal, es una serie de capullos apilados llamada Air Lair (asientos 3D setup´s), que ofrecen un tercio más de capacidad de pasajeros, dice el londinense Adam White, jefe y creador de Factorydesign.

Más ligero

¡Y no creas que olvidaron la parte trasera del avión! El año pasado la aerolínea francesa Aire Mediterranée retiró los 220 asientos de la clase económica y los reemplazó con una nueva versión, más ligera y construida con titanio y fibra de carbono. Si bien cuestan 3 veces más que los asientos de aluminio, permitirán un considerable ahorro de combustible y un menor peso en sus aviones.

Consintiendo los sentidos

El ambiente en la cabina es vital, por ello los británicos de BAE Systems crearon IntelliCabin, una cabina que cuenta con iluminación LED diseñada para inducir la calma, mejorar el sueño y con modalidades de iluminación como una puesta de sol artificial para la cena.

“¿Y si probamos con la realidad aumentada para hacer un viaje más ligero?” fue el punto de partida para que la firma japonesa Epson creara las gafas “Moverio BT-200”; éstas proyectan imágenes sobre una lente que imita una pantalla de cinco metros. En el futuro, estos visores podrán utilizarse de modo inalámbrico. Y por otro lado, las pantallas de video colocadas en la parte posterior de los asientos, podrán colocarse en las paredes de la cabina y ser usadas como un reemplazo de ventanas.

La experiencia de volar evolucionará dependiendo de los aspectos económicos de las naciones, así como la imaginación de los ingenieros. Paso a paso, estos innovadores modelos se acercan cada vez más a la realidad, viéndose materializados en los nuevos aviones y diseños de cabinas. ¡El futuro es ahora!