Viaja a un paraíso tropical

La palabra Dominicano proviene del latín Dominicus, que significa Domingo. Sin embargo, la isla toma el nombre por Santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden dominicana.

Costa exuberante con 402 kilómetros de playas, clima tropical durante todo el año, ciudades históricas, montañas, cascadas, campos de golf y una enorme riqueza cultural; esto es República Dominicana, un destino que te ofrece todo su esplendor a pocas horas de distancia.

Oleaje de historia

República Dominicana ocupa un poco más de dos tercios de la caribeña isla La Española, en el archipiélago de las Antillas Mayores (el tercio restante está ocupado por Haití); tanto por superficie como por población, representa el segundo mayor país del Caribe, después de Cuba.

Habitado por tribus de taínos desde el siglo VII, su territorio fue descubierto por Cristóbal Colón en 1492; éste, el primer asentamiento europeo en América y primera capital de España en el Nuevo Mundo, recibió el nombre de Santo Domingo (que conserva hasta hoy).

Que no pare la fiesta

¿Piensas viajar pronto a República Dominicana? La isla tiene una probadita de diversión para todos; la música y el deporte son parte de su cultura (para muestra, el merengue y la bachata son sus ritmos nacionales, y envía más profesionales a las Grandes Ligas del Béisbol de los EE.UU. que cualquier otro país); también es el destino número uno para los golfistas ¡en todo Latinoamérica!

¿Te vuelven loco las excursiones culturales, históricas, acuáticas y de aventura? ¿Andas a caballo, en buggy, en segway, practicas el surf de remo y te gusta pasear catamarán? La montaña más alta del Caribe (Pico Duarte), el punto más bajo con respecto al nivel del mar en el continente (el lago Enriquillo), el lago más grande del Caribe (también el lago Enriquillo), ¿qué buscas? ¡Aquí lo encontrarás!

3-grupo-rac3adces-folclc3b3ricas

Hermosa capital

Su ciudad más grande es la capital, Santo Domingo; también es la más animada, cosmopolita y acogedora. No puedes perderte atractivos como la Zona Colonial, erigida por el hermano y el hijo de Cristóbal Colón; visita la catedral de Santa María la Menor, la más antigua de América; pasea por la Fortaleza Ozama (construida en el siglo XVI para proteger a la ciudad de los ataques de piratas y conquistadores); contempla el Faro a Colón (levantado en 1992 para conmemorar el 500 aniversario del descubrimiento de América); y, por supuesto, el Parque Los Tres Ojos, que cuenta con cuatro lagunas de agua transparente (tres de las cuales están dentro de una caverna).

Increíbles experiencias

Santa_Barbara_de_Samaná_(Dominican_Republic) CAR_¿Y-qué-hago-10-días-en-Punta-Cana

El extremo oriental de República Dominicana es un paraíso caribeño de aguas tibias, arenas blancas, palmeras y comodísimos resorts con sistema todo incluido; Punta Cana es un destino ideal para descansar en pareja, con amigos o en familia, y dentro de sus excursiones más recomendadas encontrarás las que se dirigen al Parque Nacional del Este, la Isla Saona, la Isla Catalina y más.

La verde península de Samaná resume lo radiante del Caribe; no te pierdas a Santa Bárbara de Samaná y La Churcha, su iglesia protestante del siglo XIX; el rocoso Cayo Levantado con sus mercados de artesanías y playas relajantes; la hermosa cascada de Salto del Limón; y las experiencias de buceo en Cabo Cabrón.

Por su parte, las nubes plateadas sobre la cima de la loma Isabel de Torres fueron las que le dieron el nombre a Puerto Plata. Con un heroico pasado, la ciudad te cautivará desde el primer día; toca base en la estatua del Cristo Redentor, su malecón, el castillo San Felipe y su Museo del Ámbar, los 27 Charcos de Damajagua y muchos atractivos más.

Además de sus playas, en Bayahibe y La Romana puedes disfrutar de los Altos de Chavón, el Parque Nacional del Este (uno de los más visitados gracias a sus atractivos como la isla Saona), isla Catalina y la Cueva de las Maravillas (que cuenta con casi 500 pinturas y grabados hechos por los taínos).

Y no querrás perderte las Dunas de Baní en Salinas, un paisaje impresionante tanto por sus montañas de blanca arena, como por sus pilas de sal; así como el Parque Nacional Cueva de las Maravillas, que alberga en su interior más de 250 pinturas rupestres de los taínos, estalactitas y huecos de murciélagos.

¡Noches de carnaval!

4

Una de las tradiciones más coloridas del país es su famoso Carnaval, alegre celebración que une a los dominicanos en una fiesta constante cada febrero; todos los años, la gente se vuelca a las calles para disfrutar, comer, compartir y cantar con alegría antes de celebrar el serio tiempo de la Cuaresma.

Aunque se celebra desde la época de la Colonia, esta celebración se vive de manera única aquí pues se mezcla con la conmemoración de su Independencia Nacional, así que todos los miembros de la sociedad se trasladan de una localidad a otra, viajando cientos de kilómetros para participar en las costumbres de cada región (desde carnavales veganos en las grandes ciudades, hasta los desfiles  de carrozas en todo el país, pasando por sus comparsas de personajes enmascarados y bailes de disfraces).

Sabor caribeño

4.1

La gastronomía dominicana es un reflejo de las influencias españolas y africanas que han participado en su formación social; existe una enorme variedad de platos típicos, pero de seguro no te puedes perder el sancocho, su plato oficial preparado con carne de res (en su versión de lujo contiene siete tipos de carnes), mezclado con yuca, patata, ñame, yautía, plátano y cilantro.

Otro guisado indispensable es la bandera, con arroz blanco, habichuelas rojizas y carne, todo mezclado en un mismo plato. El mangú, por su parte, es servido con huevos fritos o revueltos, “salami” dominicano frito y queso frito. Y para cerrar con broche de oro, un postre: el bizcocho o pastel dominicano (el más tradicional tiene relleno de piña). No olvides acompañarlo con una bebida de lo más poética: morir soñando, a base de naranja y leche. Resumiendo, si eres amante del arroz blanco, las leguminosas (frijoles, chícharos y garbanzos, ¡también se preparan dulces!), el plátano verde y el pollo guisado, ¡amarás su cocina!

Con una gran conectividad por aire (desde México viajan a la isla compañías como Aeroméxico, Copa Airlines y más) y mar, grandes opciones hoteleras para todos los bolsillos, sumados  a sus mares turquesa, arenas blancas, rica historia, arte y productos autóctonos, República Dominicana, también es su gente alegre, aventura y diversión inolvidable. ¿Listo para sorprenderte con este destino?