Una aventura amazónica

Antonio José Bolívar Proaño es un viejo sabio y experimentado que vive en El idilio, remoto pueblito en medio de la selva amazónica, perteneciente a los indios shuar, quienes hipnotizan serpientes para extraerles el veneno.

Viviendo con la tribu, el casi-anciano aprende a conocer la selva y sus leyes, a respetar a los animales y a cazar al temible tigre como ningún otro blanco lo hizo antes. Pero José tiene un secreto: disfruta leer con pasión las novelas de amor “del verdadero, del que hace sufrir”, repetidas veces hasta aprendérselas de memoria; ¿por qué? Porque en ellas intenta alejarse de la estupidez de los codiciosos forasteros que creen dominar la región.

Un viejo que leía novelas de amor es una breve novela ecológica, escrita en un estilo directo y con frecuentes imágenes originales; esto, unido a una interesante narración y muchos diálogos, hace su lectura amena. Además, la frecuencia con la que aparecen términos y expresiones del español americano y palabras relacionadas con la selva, le da un aroma exótico y un clima de misterio característico de las novelas de aventuras.

El autor de esta novela es el chileno Luis Sepúlveda, quien publicó el primero de sus 11 libros a los veinte años. Un viejo que leía novelas de amor ha sido traducida a 14 idiomas y convertida en best-seller, además de ser ganadora del premio Tigre Juan Oviedo (1989) y merecedora de varios otros premios internacionales.

Las aventuras del entrañable Bolívar Proaño difícilmente abandonarán tu memoria y tu corazón, definitivamente una historia que devorarás de una sentada.