Sueños de arena griega

Situado en un lugar idílico frente a la región de Mesenia, en Grecia, encontrarás Westin Resort Costa Navarino, un hotel que se distingue por dos cosas: 1) ser uno de los mejores destinos familiares en el Mediterráneo y 2) ser especialista en consentir y sorprender a los más pequeños.

Diamante griego

El diseño de este complejo turístico está inspirado en las viejas mansiones mesinas, creando un genuino ambiente de hospitalidad; cuenta con 445 habitaciones y suites, la mayoría con vista al mar y piscina infinity individual.

Entre sus servicios encontrarás algo que le acomode a cada miembro de la familia: dos campos de golf (The Dunes Course y The Bay Course); el Spa Anazoe; actividades como senderismo, ciclismo de montaña, el muro de escalada Navarino Rocks, buceo en la isla Proti y esquí acuático; gimnasio acuático; yoga; el Navarino Speed Experience Park (carreras para toda la familia en go karts); clases de cocina; y la Messinia Wild Experience (excursiones para conocer la flora y fauna de la región, apta para toda la familia), entre muchas otras. Además, el resort cuenta con salones de conferencias y paquetes de bodas.

Asimismo, podrás deleitarte con una experiencia gastronómica gourmet en su variedad de restaurantes exclusivos, donde galardonados chefs te ofrecerán menús griegos, étnicos, continentales o locales, ¡lo que tú elijas!

Expertos en diversión

¡Es hora de hablar de los peques! El hotel ofrece a los niños espacios donde podrán estar seguros y divertirse muchísimo, ¿listo?

Visita su parque recreativo, donde se encuentra la atracción Aqua Park, un lugar apto para todas las edades que cuenta con tres toboganes y una alberca con juegos.

Si prefieren los deportes, entonces podrán elegir entre básquetbol, voleibol y tenis de mesa en sus canchas y salones. ¿Y qué tal seguir la diversión en The American Diner?, en este restaurante encontrarán boliche, mesas de billar, cine y consolas de Playstation 3.

¡No te preocupes por los adolescentes! No quedarán fuera de la fiesta pues para ellos está pensado el Youth Club, un programa de actividades que incluyen voleibol de playa, fútbol, juegos de agua, torneos de billar y boliche.

Y para los más pequeños, el hotel diseñó un gran abanico de diversión especialmente para ellos: Cocoon y Sand Castle.

Sand Castle es un área para niños de 4  a 12 años y, como su nombre lo indica, pueden construir grandes castillos de arena en las paradisíacas playas, a pocos metros del hotel; en esta isla feliz dentro al resort, los peques podrán disfrutar de amplias zonas de juego, toboganes, talleres recreativos y un patio estilo teatro. Uno de los objetivos del área es que los niños aprendan a comunicarse y compartir, así como a ser parte de un equipo a través de actividades especiales y juegos interactivos.

El hotel no se ha olvidado de los más pequeñitos y para ellos ha diseñado Cocoon, donde los menores de tres años podrán dibujar, hacer sus primeras esculturas de arcilla y participar en juegos deportivos.

Los detalles que hay en esta isla privada hace que toda la familia lo disfrute, no lo pienses dos veces y a dejarse consentir en tierras griegas, ¡a viajar!