Armonía desértica

La esencia de Encuentro Guadalupe es ser un aparador del valle donde los productores, artesanos, artistas y chefs se den a conocer al mundo.

Ubicado en lo alto de uno de los cerros que rodean al hermoso Valle de Guadalupe, en Baja California, el Hotel Endémico te conquistará con su original propuesta arquitectónico-sustentable que mira hacia los viñedos. ¡Descúbrelo!

Eco-fusión

En el kilómetro 75 de la carretera Tecate-Ensenada, dentro de la Ruta del Vino y cercano al corazón de una reserva natural se localiza Encuentro Guadalupe, una bodega y viñedo, restaurante, centro de reuniones y, desde el año 2011, hogar del Hotel Endémico.

Definido como una especie de campamento de lujo, este conjunto de cabañas (o ecolofts) se expande por el perfil rocoso de una ladera, y al mirarlo tendrás la sensación de estar ante un asentamiento primitivo.

Sus creadores plantearon el diseño de estas habitaciones con un concepto donde te encontrarías una casa que cubre tus necesidades básicas y al mismo tiempo te permite entrar en contacto con el entorno; si te gusta el estilo minimalista disfrutarás mucho la decoración de las habitaciones, pues en todas se respeta la máxima “Menos es Más”.

Para solitarios y familias

El complejo cuenta con 20 lofts, ya sea con una o dos camas, además de una Eco-villa para grupos más grandes que incluye una eco-casa, una Master suite y 2 lofts con 2 camas King. Todos los edificios están ubicados en la parte alta del cerro, respetando al máximo la naturaleza circundante y contando asimismo con las amenidades necesarias para hacer de tu estancia algo único.

Imagina que ya hiciste tu check in, te instalaste en tu elegante loft y estás listo para pasar tu primera noche disfrutando de la tranquilidad del desierto, ¿qué mejor manera de hacerlo que desde tu balcón privado, provisto de una chimenea con leña para disfrutar de las impresionantes vistas del valle y el magnífico cielo estrellado? Gracias a su distribución, incluso si hay otros huéspedes tu experiencia será silenciosa y apta para meditar y descansar.

Todas las comodidades

El hecho de encontrarse en medio del desierto no quiere decir que la pasarás mal; el hotel cuenta con aire acondicionado y baño en todos sus lofts, internet inalámbrico, dos restaurantes (Resguardo y Origen), terraza con alberca tipo infinity, jacuzzi, lounge bar y siete hectáreas de viñedos que producen una gran variedad de vinos propios de Encuentro Guadalupe, desde un tempranillo hasta un cabernet sauvignon, entre muchos otros más.

Y para completar una experiencia redonda, podrás disfrutar de sus bañeras con hidromasaje, spa, cenas románticas a la luz de la luna y servicio de Conserjería.

Recorriendo el horizonte de fuego

Los fines de semana, Encuentro Guadalupe alberga un mercado local con productos y bienes locales, por lo que podrás adquirir frutas y verduras para consumir durante tu estancia; por su parte, en las inmediaciones hay unos 12 restaurantes diferentes y la zona está rodeada por 45 viñedos.

Además, el hotel ofrece servicio de traslado en sus vehículos propios, y el amable personal te proporcionará información sobre lugares de interés turístico de los alrededores.

Baja al valle y explora algunas de las casas vinícolas de la región; según la recomendación del personal, algunas opciones que debes conocer son la Quinta Monasterio, la Estación de Oficios el Porvenir, Hacienda La Lomita y Alximia.

Antes de regresar a disfrutar de Endémico, haz una parada en un clásico gastronómico local, El Mesón de Mustafá, donde te recomendamos probar una de las especialidades de la casa: el cordero marroquí con gravy de almendras, miel y cous cous, fusión deliciosa e insospechada, seguido por quizá el mejor pay de manzana casero de Baja California.

El Hotel Endémico de Encuentro Guadalupe es un anti-resort entre viñedos, con un clima ideal que permite al campo florecer; un verdadero encuentro con el Valle de Guadalupe que está listo para que vivas una experiencia inolvidable.