¡CERVANTINO PARA TODOS!

Del 11 al 29 de octubre, la ciudad de Guanajuato rendirá homenaje como cada año al escritor español Miguel de Cervantes Saavedra a través de uno de los encuentros culturales y artísticos más importantes de Latinoamérica y el mundo: el Festival Internacional Cervantino.

Con Francia y el Estado de México como invitados de honor, la participación de 2,500 artistas provenientes de 35 países y 180 eventos culturales, el Cervantino es algo que tienes que experimentar por lo menos una vez en tu vida. Además de la avalancha de actividades culturales ofrecidas en la agenda del magno festival (échale un vistazo en www.festivalcervantino.gob.mx), te compartimos ocho ideas para que incrementes tu aventura cervantinesca.

Música en la Alhóndiga. Abre o cierra con broche de oro en la Alhóndiga de Granaditas y no te pierdas los conciertos de la banda francesa de pop Dionysos, el miércoles 11 de octubre a las 8 p.m., así como la poderosa voz de la cantante mexicana Eugenia León, quien subirá al escenario en compañía de la Orquesta Sinfónica Mexiquense para cerrar el festival el domingo 29 de octubre a las 8 p.m. Música y una de las mejores vistas de la ciudad, ¿qué más quieres?

Tómate una “burra” en el bar “Fly”, un lugar relajado y divertido donde encontrarás una armónica convivencia
entre culturas y mucho ¡pero mucho! reggae; ya sea que vayas con amigos o con tu pareja, las paredes coloridas del “Fly” te esperan con música en vivo y su famosísima creación, la “burra salvaje” (sí, también nos dio risa), bebida hecha con cerveza clara y tequila artesanal. ¡Salud!

Ve al teatro. Sácale jugo al festival conociendo el Teatro Juárez y deléitate con los montajes franceses
“Clausura del amor” de Pascal Rambert, obra que el 20 de octubre tratará sobre una pareja que pone fin
a su relación, y “Espera, espera, espera… (para mi padre)” de Jan Fabre, un espectáculo que aborda la
relación entre padres e hijos presentada el viernes 13 y sábado 14; ambas puestas serán nocturnas.

 

Este año, el tema central del Cervantino será “Revoluciones-100 años” (desde artísticas y sociales hasta políticas), para conmemorar 100 años de la Constitución Mexicana y de la Revolución Rusa, así como casi 200 años de la Revolución Industrial en Europa.

 

Únete a una tradicional callejoneada. Por la noche y en compañía de una estudiantina conformada por guitarras, bandurrias, panderos y contrabajos, recorre los emblemáticos callejones de esta ciudad colonial, ¡canta, baila y ríe con este bohemio espectáculo musical!

 

Deslúmbrate con el Auditorio de la UGTO. No sólo la vista vale la pena, es también una verdadera joya arquitectónica que te quitará el aliento: hablamos de la Universidad de Guanajuato; te recomendamos ver la película “La huelga” del cineasta ruso Sergei Eisenstein, la cual se proyectará en este sitio el sábado 14 de octubre a las 7 p.m.
Abraza a un extraño. Guanajuato es amor, prueba de ello son los jóvenes que podrás ver en diferentes puntos de la ciudad con un letrerito que dice “abrazos gratis”; ya sea que ya lo hallas hecho o que aún no te animes, un abrazo nunca está de más, ¿no crees?

Entorno celestial. El ahora conocido como Templo de la Valenciana (antes Templo de San Cayetano) es un
maravilloso monumento de cantera rosa que se remonta a la época colonial, el cual será el escenario donde el aclamado pianista Alexei Volodin ofrecerá un recital con un repertorio que incluirá a Beethoven, Brahms y Tchaikovsky, entre otros. ¿Cuándo? El jueves 19 de octubre a las 12:00 p.m.

 

Cómete una guacamaya frente al mercado municipal. Un platillo típico de esta ciudad declarada Patrimonio
Cultural de la Humanidad, es sin duda la exquisita guacamaya. Te preguntarás ¿qué es? Básicamente un bolillo relleno con chicharrón de puerco, acompañado de cueritos encurtidos, salsa, limón, sal y chile. Recuerda complementarla con una refrescante cebadina, que combina jamaica, cebada y bicarbonato para lograr su explosivo y refrescante sabor.
Como verás, este destino tiene mucho que ofrecerte, el Festival Cervantino seguramente te resultará tan sólo una primera cita que querrás repetir para seguir enamorándote del encanto colonial y la variada cultura guanajuatense. ¡Buen viaje!