CALAKMUL: EL REINO DE LA SERPIENTE

Antiguo centro y capital de la civilización maya, actualmente gobernado por la naturaleza, Calakmul es una espectacular Reserva de la Biósfera reconocida como Patrimonio Mixto de la Humanidad por la UNESCO. Localizada en Campeche, la “Ciudad de las dos Piedras Adyacentes” te hará suspirar con sus estelas, zonas arqueológicas y la invitación a sumergirte en un fascinante santuario natural.

PIEDRAS QUE HABLAN

La Biosfera de Calakmul se localiza en el corazón de la selva maya, al sureste del estado de Campeche; representa una de las últimas grandes extensiones de selvas del continente y alberga gran variedad de flora y fauna.

Ésta fue una de las grandes ciudades-estado mayas (¿sabías que fue incluso más importante que Chichen Itzá?); el sitio fue sede de los poderes militar, cultural y económico de los mayas, estuvo poblado por 1,500 años y según las inscripciones de Petén, su influencia llegaba a los Ríos Usumacinta y La Pasión, siendo capital del Reino de la Serpiente o Reino de Kaan, principal rival de Tikal, con quien disputaba el área maya central.

No se sabe por qué esta civilización colapsó, el hecho es que la ciudad fue abandonada y sus estructuras han sido reclamadas por la naturaleza. Fue redescubierta por el biólogo Cyrus Longworth Lundell en 1931; sin embargo, fue hasta medio siglo después que comenzaron sus excavaciones.

PULMÓN AMERICANO

En la región de Calakmul vive la selva tropical más grande de México, que forma junto con otras zonas protegidas de Chiapas, Yucatán, el Petén de Guatemala y Belice la segunda área de selva tropical más grande de América.

Alberga alrededor de 200 especies de mariposas, 70 de anfibios, más de 350 de aves y 86 de mamíferos en peligro de extinción (incluyendo al majestuoso jaguar). Entre los animales con los que te podrías encontrar desfilan ocelotes, osos hormigueros, monos araña, tigrillos, leoncillos, monos aulladores e incluso tapires, ¡no olvides ser cuidadoso al andar! No querrás que se asusten, ¿cierto?

Además, se han registrado más de 2,000 especies de árboles, plantas y flores; presta atención y admira algunas de las 73 especies registradas de orquídeas del lugar.

VERDE CARTOGRAFÍA

Las 6,000 estructuras que componen los yacimientos de Calakmul se extienden por 70 km2; el territorio llegó a albergar hasta 60,000 habitantes y está repartido a través de cinco grandes complejos en torno a la Gran Plaza Central; por su parte, en la Acrópolis encontrarás los principales edificios del sitio.

Las estructuras más importantes de la Gran Plaza eran funcionales y además reflejaban el poderío de la ciudad. La Estructura II es la más alta y es considerada su corazón político y religioso; representa una de las montañas sagradas en la cosmovisión maya. La Gran Plaza fue el centro más significativo de Calakmul hasta que en 731 d. C. mandaron construir la Acrópolis, donde se encuentra el Juego de Pelota y la Estructura XX. Hoy, 7 mil estructuras permanecen sin restaurar y se han encontrado más de 117 estelas, así como glifos que registran su historia de los años 500 – 850 d. C.

En la región existen más de 520 sitios arqueológicos; Calakmul, Xpuhil, Becán, Chicanná, Balamkú, Nadzcaan, Río Becy Hormiguero, ¿para cuántos te alcanza el tiempo?

AL QUE MADRUGA, EL JAGUAR LO SALUDA

Además de visitar las zonas arqueológicas, te recomendamos conocer los proyectos ecoturísticos operados por comunidades locales, quienes protegen sus selvas y especies silvestres de esta manera.

Descubre la comunidad Unión 20 de junio “La Mancolona” y libera tu creatividad cuando el guía te comparta sus conocimientos sobre el uso tradicional de la flora; crea bellas artesanías con residuos y no olvides caminar por el sendero El Baatz.

¿Explorador? Visita las cuevas de Cristóbal Colón y recorre las grutas Casa de la Lluvia, disfrutando de un paseo en kayak por el arroyo mientras te relajas. Deslúmbrate con el orquideario más extenso de la región y conoce el proceso de extracción del chicle natural y miel en la comunidad Valentín Gómez Farías.

Cierra con broche de oro en la comunidad Eugenio Echeverría Castellot 2 y descubre el sitio arqueológico “El Hormiguero”, realiza senderismo y acampa en el lugar. Si te queda un tiempecito, inviértelo conociendo el Museo Centro de Comunicación y Cultura para la Conservación de la Zona Arqueológica de Calakmul.

 

En 1931, el botánico estadounidense Cyrus Lundell realizaba una expedición en la zona para explorar árboles de chicle y descubrió los vestigios de Calakmul.

 

¿CONSEJOS?

Dedícale un día completo a Calakmul, ya que es un espacio bastante grande para recorrer en poco tiempo; lleva ropa cómoda y agua, usa gorra, repelente de insectos y protector solar tanto en la biosfera como en las zonas arqueológicas y programa tu cámara fotográfica en velocidad alta para captar a los animales que aparecen en el camino. Recuerda que estás en la selva, por lo tanto no todos los servicios estarán disponibles (especialmente el internet y la señal del celular).

UN DESCANSO MERECIDO

En Calakmul encontrarás hoteles de 5 y 4 estrellas, zonas para acampar, cabañas y hostales cómodos y a precios accesibles para todo público.Te sugerimos las cabañas del Hotel Puerta Calakmul, donde podrás mantenerte en contacto de la naturaleza sin perder lujo ni comodidad.

Otras alternativas son el Hotel Chicanná Ecovillage (imperdible probar sus camarones con coco al mango en su restaurante “La Biosfera”), Hotel Debliz Xpujil (una opción más económica), y Hotel Calakmul (uno de los más antiguos de la zona).

SI DE PROBAR SE TRATA…

Degusta el sazón de la región en restaurantes como “Sazón Veracruzano”, “Restaurant Calakmul”, “Bistro Mahahua” o “Mirador Maya”. ¡Por cierto!, los mejores meses para visitar la zona son de noviembre a febrero, porque no hace tanto calor ni humedad.

Aquí la historia y la naturaleza se hermanan para enclavarse en la selva. ¡Maravíllate con Calakmul, el mar verde que navegará en tus recuerdos para siempre!